A+ A A-

Marco Ide: “Hay un hecho que no ha sido reconocido por el Gobierno Regional y es que nosotros le dimos el mar a nuestra región”

El dirigente pesquero (59 años) es presidente hace 27 años de Fipasur (Federación Interregional de Pescadores Artesanales del Sur) y este año postula, por segunda vez en su carrera, a consejero regional de Los Ríos ―como Independiente― en la lista subpacto DC- Independientes.

Cuando tenía nueve años, Marco Ide Mayorga se fue a vivir a Santiago. Conoció la vida capitalina en la comuna de Pudahuel donde estuvo hasta los 21. Siendo un niño, sus pasatiempos favoritos fueron estudiar y jugar a la pelota con los amigos del barrio. De los 18 a los 20 años estudió Ingeniería en Ejecución Mecánica en la Universidad Técnica del Estado, sede Valdivia, pero por problemas económicos no terminó su carrera.

Se casa en Santiago a los 21 años y regresa a Valdivia un año más tarde con su mujer y su hija de un año. En la costa tenía un primo que se dedicaba a la pesca y así conoció el rubro. Arrendo entonces una casa en Niebla y comenzó a tener contacto con los pescadores.

¿Cómo recuerda sus inicios en la pesca artesanal?

― Mi primo me pasó una embarcación chica y armé mi cuento. Corría el año 86. Vendíamos bencina en tambores de 200 litros con mi esposa. Los pescadores eran nuestros clientes, ya que en esa época en Niebla no había bencinera y se pasaba en el transbordador Caupolicán desde Las Mulatas a Torobayo. Un día lunes un buzo que no tenía tripulación me invita a trabajar ― los pescadores siempre hacen "san lunes" y no se trabajaba ese día― así que como sabía remar, ya que siendo de Valdivia estábamos conectados con el río, no lo pensé dos veces y acompañé al buzo Rubén Roa (Rancha) a sacar choros zapato frente a la Isla de Mancera.

"Me quedó gustando y de a poco fui aprendiendo, incluso aprendí la profesión de buzo mariscador y gracias a Dios logré armar mi material y comenzar una nueva vida llena de nuevas sensaciones, un mundo desconocido para mí y mi familia, un mundo de muy buenas personas, trabajadores y muy generosos", reconoce.

"En el 88' conocí el mundo gremial cuando creamos el Sindicato de Pescadores de Caleta El Piojo, que es la caleta que me adoptó, por decirlo de alguna manera. A nivel nacional, en ese entonces, en plena dictadura, existía una sola Confederación Nacional de Pescadores Artesanales (CONAPACH) formada de hecho por razones obvias. Esperando la democracia a través de CONAPACH y con financiamiento del exterior se comenzaron a formar federaciones en cada región para aunar a los sindicatos aislados. Hicieron un seminario en Isla Teja al que asistimos como 'dirigentes'. En ese entonces nadie sabía de sindicalismo pesquero artesanal".

¿De qué manera llega entonces a liderar FIPASUR?

― En septiembre del año 90' se constituye la Fipasur en Niebla con solo cuatro sindicatos que la fundan. El primer presidente no fui yo. A pesar de que gané la elección, no quise asumir el cargo, ya que estaba casado y necesitaba generar lucas para mi familia. Eran tiempos muy difíciles económicamente para mí. Por tanto, se decidió que otro dirigente que era soltero fuera el presidente, pero no pasó mucho y a poco andar hubo que reestructurar el directorio y eligieron de nuevo al "menos malo" como decía el presidente nacional de CONAPACH de esa época, mi amigo Humberto Chamorro (Q.E.P.D) y desde entonces soy el presidente de FIPASUR.

"La gente ha confiado en mí y en los dirigentes que me han acompañado. Llevo casi la mitad de mi vida en esto. Ese mismo año la CONAPACH pasa a ser de derecho y mis colegas me postulan. Comencé a escalar y llegué a ser el tercer dirigente del país y el tesorero general de la confederación. Años más tarde me retiré, porque me di cuenta de que los recursos y proyectos no estaban llegando para todas las regiones. Hice la denuncia en un congreso que hubo en La Serena por el año 2006 o 2008 y eso me costó caro, así que decidí dedicarme 100 % a la región".

¿Qué significaron esos años de aprendizaje como dirigente y pescador?

―Cuando era tesorero de CONAPACH tenía que viajar a Valparaíso. En ese tiempo buceaba, trabajaba para dejarle algo de plata a mi vieja y partía en bus para el puerto. Mi esposa siempre apoyó las decisiones que tomaba, quizás no de buenas ganas, pero lo hacía. Estuve un buen tiempo estando solo dos días en la casa. Eso deterioró mi relación. Estaba todo el día fuera y en la casa uno no ve a los hijos crecer.

"Nosotros en CONAPACH teníamos una escuela sindical pesquera que ahora ya no existe y eso se echa de menos, los dirigentes actuales no tuvieron y no tienen la formación que tenemos los líderes más viejos. Creo que sería bueno retomar la escuela sindical, ya que hay que preparar dirigentes que nos puedan reemplazar y puedan capitanear este gran barco que se llama FIPASUR".

¿En algún momento antes de llegar a FIPASUR estuvo ligado a la política?

― ¡No! Ni el colegio ni en la universidad estuve ligado a la política. Era más tranquilo que una foto, ja ja. Creo que esto es lo que Dios ha destinado para mí, servir a los demás, guiarlos. Tenemos un inmenso poder social y de eso nuestros propios compañeros, lamentablemente, no se dan cuenta, pero creemos que ya es tiempo de saltar a un cargo donde el rubro de la pesca artesanal tenga también el poder de decisión; de decidir cosas que vayan en beneficio de todos, sin miramientos políticos ni sectarismos.

"Yo siempre he sido medio maniático. Todos los días tengo que estar estudiando sobre lo que está pasando. Siempre he tratado de ser el mejor en todo; aunque eso no significa que lo he sido".

Dice que le gusta estudiar y conocer lo que está pasando. Actualmente tienen un programa de radio con FIPASUR, cuéntenos sobre eso.

― Corría el 2008 y no nos sentíamos escuchados ni reconocidos en la región. Costaba mucho reunirnos con las autoridades regionales. Entonces el directorio de la organización decidió que debíamos estar en la radio. Esto nos ha ayudado a estar más unidos.

"El programa del día sábado en la radio "FM Siempre" tiene mucha sintonía y se llama "Para que nadie se vista con ropa ajena", creado para que los pescadores de base, que no siempre están atentos a los temas pesqueros, estén informados. Tiene el sentido de decir que quién hace las gestiones somos nosotros y no otros dirigentes que se visten con lo que nosotros hacemos. Además, durante la semana está el programa "También somos chilenos", cuyo nombre es porque hubo un tiempo en que los pescadores no nos considerábamos chilenos, porque no llegaba nada para la pesca artesanal".

¿Cuáles han sido los hitos más importantes en su carrera como dirigente?

― Hay muchas cosas que hemos logrado, es cuestión de ver cómo están las caletas hoy en día y eso corresponde al trabajo que realizamos en el año 1990 con el intendente de la época y actual senador, mi amigo Rabindranath Quinteros, con quien logramos el primer convenio GORE- MOP para la construcción de caletas importantes en la antigua Región de Los Lagos, como Carelmapu, Dalcahue, Ahahuac y Niebla (terminal pesquero de Niebla).

"Por otra parte, cuando estábamos trabajando en la Estrategia Regional de Desarrollo Productivo, uno de los grandes logros fue la política regional de Pesca y Acuicultura ―única en el país― que fue posible incluir sólo porque estuvimos presentes. Otro hito importante creo que fue haber tomado la decisión de implementar las áreas de manejo a contar del año 92', lo que permitió que el recurso del loco esté aún presente en nuestras costas. Asimismo, hay que destacar la creación de la flota Cerquera Valdiviana en el año 2000, que ha permitido que se trabaje ordenadamente y se cuide el recurso pelágico en nuestra región".

"Además, hay un hecho que no ha sido reconocido por el Gobierno Regional ni por los cores, y es que nosotros le dimos el mar a nuestra región. Cuando Los Ríos es creada por Ley, en ella había dos artículos (14° y 15°) que permitían que todos los pescadores artesanales de la décima región antigua podían operar en la nueva Región de Los Ríos y no así nosotros en la de ellos. En ese minuto nadie se dio cuenta, pero vino una flota de Calbuco a operar sobre la sardina y la anchoveta. Esto significó una pelea bastante larga, de seis meses, con un lobby tremendo en el Congreso, que permitió derogar esos dos artículos y cerrar la región como dice la Ley de Pesca".

Ha sido uno de los mejores dirigentes del país, así lo han dicho las autoridades.

― "Eso dicen. Llevo tantos años en esto y debe ser porque nos tienen confianza y saben de nuestro trabajo. En lo personal sigo siendo el mismo de siempre. A veces me cuesta ser político. Me gusta decir las cosas como son y los políticos no son así, ellos dicen "lo políticamente correcto" aunque sepan que la cosa no es tal.

¿Qué valor tiene para Usted la comunidad de la costa de Los Ríos?

― Me siento muy agradecido con la gente de la pesca artesanal. Me integraron a su comunidad y no me vieron como a un extraño, por lo que quiero poder pagar todo ese cariño que me han dado; y la única forma de hacerlo es representarlos en un cargo de decisión. No hay otra forma, ya que hemos tocado techo en la parte dirigencial.

¿Cómo se puede construir una campaña electoral con todo el descrédito que abunda actualmente en la política?

― Nosotros le decimos a la gente, si usted no va a votar no existe para los políticos. Van a preferir poner las lucas en la gente que vota por ellos. En nuestra campaña hemos estado diciendo: "Usted tiene el poder de cambiar las cosas". Hay que hacerles ver que los cambios se hacen en una urna. Si la gente no va a votar no se puede cambiar el sistema. En definitiva, si la gente no va a votar, no tiene derecho a quejarse después.

¿Qué falta mejorar en la representación de los consejeros regionales con la ciudadanía?

― Actualmente los cores son igual que los maestros chasquillas antiguos ―digo antiguos, porque ahora todos los maestros están especializados y eso es súper bueno ¡Quién de nosotros no tuvo más de alguna mala experiencia con los maestros chasquillas de antaño! ― La mayoría de ellos no son especialistas en algún tema determinado y muchos creen saberlo todo, pero realmente no saben nada. Los invito a revisar las profesiones o actividades de cada uno de ellos, la mayoría son comerciantes o emprendedores, un ingeniero forestal, un abogado con un currículum para senador. Para qué queremos este tipo de consejeros si no conocen la realidad productiva.

"A nuestro juicio los cores debieran provenir de los gremios y no del sector político; quién más que los gremialistas conocemos como la palma de la mano a nuestros respectivos sectores, "sabemos dónde nos aprieta el zapato", sabemos qué es pertinente y qué no. La gente de nuestra región debe saber que existe una Estrategia de Desarrollo Regional (EDR) que comenzó el 2009 y termina el 2016, que fue aprobada por el Consejo Regional de la época y que es "la carta de navegación de nuestra región". En ella hay cinco ejes de desarrollo productivo, en los que se cuentan el sector Pesca, Turismo, Forestal y las Industrias Creativas. Que existen 19 políticas públicas que implementar, de las cuales solo 5 o 6 se han concretado, y de ellas la de Pesca ya venció en diciembre del 2016. Que esta ERD contempla proyectos estratégicos regionales y comunales. En definitiva, los cores están al debe; y los culpables somos todos los que los elegimos".

Por:(Maite Bustamante)

logo-fipasur-footer

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur. Valdivia / Región de Los Ríos.

Contacto

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur.
Valdivia / Región de Los Ríos.
Camino a Niebla Ruta T-350 / Fono: 56 63 2 227464
Valdivia, Chile.

Síguenos

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur - Valdivia FIPASUR
Diseño y Desarrollo por RUBIKA